sábado, 14 de noviembre de 2009

CORDOBA C.


Al igual que otros retratistas, foto-reporteros, fotógrafos ambulantes y camarógrafos (sobre todo estadunidenses) que llegaron a Espinazo, Nuevo León, Córdoba C. arribó en cinco ocasiones, entre 1928 y 1930, para fotografíar a Fidencio S. Constantino (1898-1938), mejor conocido como Niño Fidencio. Lo retrató cuando  ya era célebre por haber atendido al presidente Plutarco Elías Calles y no captó ninguna de sus salvajes operaciones con pedazos de vidrio, como las registradas por un tal Martínez en 1928.  

Córdoba C. contribuyó a la difusión del mito del taumaturgo quien, según testimonio de un doctor, tenía en su haber más de mil muertos en los dos cementerios de Espinazo. Ignoro todo lo relacionado con este fotógrafo.


No hay comentarios: